Diario de la India / Día 4

6 de Febrero 2016

Inauguración de las casas en Anatapur

Con muy poquito, se hace mucho. Con una pequeña donación de los fotógrafos que fuimos a este viaje, se inauguró una casa para una familia de Anantapur.

Es esta una más de las luchas de la Fundación Vicente Ferrer. Qué todas las familias tengan un lugar digno donde vivir.

Tambores, flores, pulseras, bindi (o punto rojo), agasajos repetidos día tras día, para darnos la bienvenida por unos méritos inmerecidos.

Deslumbrados nuevamente por miradas infinitas que día tras día, nos sorprenden, nos desnudan, nos llenan un alma que se llenará de vacío cuando estas solo sean un recuerdo.

Si tuviera que retener un sentimiento especial del día de hoy, sería sin duda una mujer, que podría ser centenaria, aunque en la India quien sabe , quizá no pase de los 60 o 70. Difícil saberlo.

Si tuviera que quedarme con un rostro para recordar, sería sin duda el de ella.

Si tuviera que quedarme con un instante, sería el momento en el que cogió mis manos y nuestras frentes reposaron la una junto a la otra.

Si tuviera que quedarme con una sensación, sería la paz de ese momento, la paz que sentí a través de sus manos, ese sentimiento nuevo e indescriptible, ese momento en el que uno se quedaría ahí, sin más. Sé que algo nos transmitió a todos los que nos tomó las manos, y a todos sin excepción, nos tocó el alma cuando lo hizo.

Mi pequeño homenaje para ella, la mujer que más me ha impactado en toda mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve este gran enigma, gracias. *