Fotografía Infantil

Book de Fotografía Infantil Profesional

Los niños, crecen más rápido de lo que nos gustaría, por ello siempre hay momentos que queremos recordar para siempre. Una sesión de fotografía infantil puede ser una experiencia muy divertida para los más pequeños, y una manera de poder rememorar esos recuerdos una y otra vez.

Los pequeños todavía conservan una espontaneidad e inocencia que les aporta una naturalidad única y que se tiende a perder con la edad. En estas etapas es cuando más les gusta jugar y descubrir, donde todo les sorprende. Son estos momentos los que nos gustaría conservar de los niños y qué mejor manera que con un book fotográfico.

Cada niño es diferente, por lo que cada sesión de fotografía infantil es distinta a las demás. Cada sesión, debe estar basada en la personalidad del niño. De esta manera, los resultados son mucho más bonitos y naturales, lo que te permitirá recordar a los más pequeños tal y como eran.

Unos pequeños consejos, harán que la sesión de fotografía infantil resulte más fácil y relajada, tanto para el niño/a como para los padres.

fotografía infantil Zaragoza
  • Las sesiones de fotografía infantil dura entre hora y hora y media.
  • No te sorprenda, si el día de la sesión, vuestro hijo está más nervioso de lo normal, después de todo, no es una experiencia normal en su vida cotidiana, y lo desconocido siempre asusta. Relájale diciéndole que va a ser algo divertido, como un juego, y que todos lo pasaremos bien.
  • Es recomendable que traigáis un par de prendas, siempre en colores que no sean chillones, que no tengan dibujos demasiado llamativos que desvíen nuestra atención.
    • Para ellos, colores tostados y vaqueros y camiseta blanca o camisa de colores suaves, está fenomenal.
    • Para ellas, vaqueros, camiseta blanca y vestidos con estampados en colores neutros, estilo vintage, y sin dibujos llamativos.
  • Si tenéis algún objeto personal que forma parte importante de la vida de vuestro peque, podéis traerlo.
  • Si vamos a hacer algún escenario concreto para la sesión de fotografía infantil, hablaremos de las prendas antes de la sesión y de cómo lo vamos a hacer.
  • Si la sesión es por la tarde, es recomendable que haya tomado ya la merienda para que no le entre hambre durante la sesión y se ponga más alterable. Pero si no quiere merendar, no le fuerces, porque es fácil que los mismos nervios por la sesión, no le permitan comer.
  • No le digas que cara debe poner o como debe sonreír, para no restarle espontaneidad.
  • Los niños son imprevisibles, los hay más tranquilos y los hay más nerviosos, por eso es importante darles el tiempo que necesiten para relajarse, conectar con ellos y poder disfrutar todos de la sesión de fotografía infantil. No hay prisa y nos tomaremos el tiempo que necesitemos.

  • Si queréis hacer fotos con hermanos pequeños, tened en cuenta que enseguida se cansan y se aburren, por eso es recomendable que alguien se los lleve al parque, a tomar algo o a dar una vuelta. Es recomendable, que durante la sesión se quede un adulto que de seguridad y confianza al niño, no para decirle como que tiene que sonreír o posar, y mucho menos para recriminarle, sino para darle serenidad y que se sienta más natural y relajado.

  • Hablad con vuestros hijos sobre la sesión, que se sientan protagonistas y vengan con la tranquilidad de que vienen a pasarlo bien. Ellos también pueden decidir algunas fotografías que deseen hacerse, o traer su juguete preferido o alguno de sus hobbies.

Son solo algunas ideas que la experiencia de trabajar con niños nos enseña. No podemos decir que sean infalibles, pero en la mayoría de las situaciones funcionan bien y favorecen la buena marcha de la sesión de fotografía infantil. 

Fotografía infantil profesional

No podemos evitar que los niños se hagan mayores, pero sí podemos conservar un pedacito de su vitalidad y de sus ganas de descubrir a través de un book fotográfico. Se trata de una manera de poder inmortalizar cada etapa de la vida de los niños y sonreír con cada fotografía aunque se hagan mayores.

Anímate a realizar una sesión de fotografía infantil a los más pequeños de la casa, es una experiencia única donde toda la familia lo pasará en grande. Os lleváis un momento de vuestra vida, que podréis rememorar cuantas veces queráis, disfrutemos de él todo lo que podamos.

Toda una carrera dedicada a la Fotografía Infantil

Arancha Benedi: Fotografía de niños